Locuras

Actualizado: 24 de dic de 2019


Quiero subir alto, muy alto y estampar un beso

con la boca pintada, a una nube macho

o transformarme en una gorda de Botero

y caminar por las cornisas de un establo.

Quiero fotografiar la cara de asno de la gente

cuando alguien da curso a sus locuras

y camina por el aire en un cordel.

No me cansaría de hacer barbaridades,

y así, nunca morir de aburrimiento.

Se me ocurren ideas sin cabellos

como aparecer de pronto arrodillada, ante el confesionario

vestida de jirafa y tratar al mismo tiempo

de no infartar al cura.

Es triste que te tilden de loca,

pero es más atractivo impresionar

salir de las casillas, trepar por los peldaños del absurdo.

¿Qué tal, caer encima desde un árbol

a dos enamorados a punto del milagro

y cortar la inspiración del susto?

No se impresionen, si en cada poste de las plazas

yo pego mis carteles.

Llamo a todos, que se atrevan a hacer insensateces.

A formar “La Cofradía de los Locos”.

Tengo setecientas picardías,

para combatir las caras taciturnas

de los que van cada día al matadero, haciendo cuentas

y pateando las piedras del camino.



Escrito por:

Helena-Herrera-Riquelme



#locura

5 vistas