LA ESCÉPTICA

Actualizado: ene 13


-¡Ahí viene!- gritó la chica para que él pudiese oírla.


La máquina se acercaba peligrosamente hasta donde las personas de la caseta se encontraban pitando repetidas veces para alertar a los dos jóvenes.


-¡Cruza ya!- gritó de nuevo, agitando los brazos contra su pecho en señal de que lo recibiría junto a ella.


El chico, tembloroso y sintiéndose como estúpido por lo que haría, escuchó el sonido de la máquina casi martillando en sus oídos. Inhaló hondo, cerró sus ojos y corrió atravesando la línea del tren, obligándose a saltar en último momento para que éste no lo arrastrara consigo.


-¿Por qué?, ¿por qué me hiciste hacerlo?- dijo jadeando mientras lo rodeaban los brazos de ella, luego de haber caído ambos al suelo tras cruzar la línea férrea, segundos antes de que el tren pasara frente a ellos.


-Porque el que alguien me ame me parece tan ilógico, como el hecho de saltar a la línea del tren cuando pasa…


Él, en silencio, la estrecho entre sus brazos.


Escrito por:

Joselyn-Peña

#locuradeamor #confianza

5 vistas