RECUERVO

Actualizado: 11 de dic de 2019


Eras un cuervo que sobrevolaba mi espacio aéreo,

ennegreciendo todo el cielo.

Las tardes que antes se incendiaban en fulgores

luego transmutaba,

parecía que las nubes

habían sido heridas por tus garras y se entintaban en rojo dolor.

Estaba el miedo estacionado en mi alma y las razones confundidas.

Eras un cuervo de plumas espinadas,

un cuerpo encallosado lleno de asperezas,

en las que se revolcaba mi corazón paciente…

En tus sábanas fui Prometeo ofreciendo las vísceras para ser devoradas,

por eso vuelves ahora como un RECUERVO, oscuro y amenazante,

pero la piel que es cartografía de memoria seca,

cascara vacía, ya no tiembla…

Y el cielo ahora es un espejo blindado.

Escrito por:

Claudia-León-Tapia


#cuervo #miedo #alma #dolor

8 vistas