ARRIBISMO

Actualizado: ene 16

No, el arribista no pertenece a

la aristocracia castellano-vasca

una y otra vez se engaña con este linaje

que llegó a Chile huyendo de la peste

y la hambruna en Europa.

Con Arribismo el medio pelo borra su pasado

no tiene el nuevo rico casa de buena madera

con pilares y gruesas vigas a la vista

del modo que la identidad propia la sustente;

en su corrosión diaria muestra la hilacha

se olvida de la pobreza de antaño

y se instala lleno de lujos en el barrio alto.

La siútica se siente rubia y se le asoman

en la cabellera las raíces negras,

se cree Madona sobrevestida

y los rasgos mestizos la delatan.

Va de vacaciones a Centroamérica,

al Caribe, a Miami y no conoce Chile

no conoce la geografía de su país

ni mucho menos adónde fue,

el viaje es una apariencia vana

para ascender en sociedad.

Con Arribismo

no se ve la autenticidad de la pureza

caretas lenguaraces maquillan los hechos

el síndrome de falsear la identidad a como dé lugar

el abogado sobornando jueces, el diablo corruptor,

el mismo que canta en misa y desea a la mujer del prójimo.

En el devenir y de golpe

el militar y civil arribista

tuvo miedo a la cultura

en el fuego opresor quemó

los libros, censuró el arte,

el conocimiento visionario.

He aquí su cerebro,

una nuez seca por dentro.

Neoarribista,

pierde su tiempo y espacio

en compras innecesarias

se gasta el dinero que no tiene

en un automóvil que no sabe manejar,

vive del qué dirán lo demás

parafrénico en su delirio.

El patrón abusivo

trepa y trepa y trepa

por sobre el bien y el mal,

no le paga las imposiciones

a la empleada con años de servicio,

se burla delante de ella, habla en otro idioma

con la papa en la boca y su inglés falsete

el negrero finge familiaridad

piensa que todos son sus lacayos.

Y dijo Siútico

al fin del mundo,

se caen del mapa

los piojentos resucitados

se ahogan al fondo del Pacífico

y vuelven a la miseria de su podredumbre.

Escrito por:

Marcela-Silva-Ramírez

Fuente imagen:

www.google.com

#Arribismo #patrón #Abuso #Miseria

0 vistas