VEHEMENCIAS

Actualizado: 24 de dic de 2019


Sueño que escapo por caminos ascendentes

una turba me persigue.

Son los miedos, las caídas, las pasiones

y algún arcángel de cabello enrojecido.

Otros pasan por mi lado, vociferan,

piden cuentas a sus dioses

con los puños hacia el cielo

y los dientes apretados.

Quiero huir de este destino inapelable

de muñeca articulada, escapar de los relojes

y como una flor de alambre

subir por las cornisas en puntillas.

Alejarme en un camello transparente

hacia páramos; pisotear los castillos enterrados

donde duermen los infieles.

Avanzar sin atadura en línea recta

hacia el portal de los tiempos.

Quiero que razón y conciencia se me escapen

y brote en la cripta del cerebro

un lugar de ilusionismo.

Atreverme sin temor

a cortar esa roja flor prohibida,

romper los paradigmas,

burlarme de los otros y de mí.

Reconocer lo estrafalaria y ridícula que soy.

¡Ser criatura libertaria!... ¡Morir riendo!

Escrito por:

Helena-Herrera-Riquelme


#Reflexiones #Tiempo #Emociones #Destino

5 vistas