¿Cómo organizar las ideas de tu relato?


La escaleta es un recurso narrativo que suelen utilizar los autores que necesitan tener sus ideas en orden y acostumbran a pautear una obra antes de sentarse a escribirla. Así es, no todos la utilizan, es más, quizá tú ni siquiera la conozcas, pero si en alguna ocasión sientes que tu proyecto abarcará muchas ideas y te puedes confundir de camino a finalizarla, te recomiendo usarla.

¿Qué es?

La escaleta es el texto que se encuentra en el medio de la sinopsis argumental y la obra definitiva. Consiste en un resumen más extenso que la sinopsis argumental en donde el argumento ya presenta un cierto nivel de detalles y puede dividirse en bloques.

Es posible recurrir a este recurso en una novela, cuento o cualquier texto narrativo; recuerda que no se trata de la extensión, sino de la complejidad de las ideas que pretendes presentar en tu obra.

La mayor ventaja de planificar tu narración de esta forma es que te permitirá pasar a la obra definitiva con la certeza de no haber cometido un error importante en cuanto a la estructura, argumento o perfil de los personajes, pues al momento de detectar una equivocación podrás repararla antes de reescribir capítulos enteros o tu obra completa. La escaleta es algo así como la columna vertebral de un manuscrito.

También es un excelente recurso para lograr un buen ritmo de la progresión de la tensión dramática; puedes usarla, por ejemplo, para saber cómo quedaría la narración al agregar o quitar escenas o cambiándolas de sitio. De esta manera podrás detectar si una escena hace muy lenta la narración y corregirla; además te será posible identificar aquellas en las que el ritmo narrativo sea muy rápido y poder ralentizarlas o fusionarlas con otras escenas. La escaleta te ayudará también cuando desees dividir la obra, ya sea en partes o capítulos, debido a que la información se encontrará ordenada y su estructura interna bien organizada.

Este recurso puede serte útil si eres un autor avezado o si estás recién comenzando, pues funciona como una especie de ayuda memoria y, además, te asegura que no cometerás errores de coherencia en tu manuscrito final.

Ejemplo de escaleta

Sinopsis argumental (fragmento):

Una niña de dieciséis años es rescatada de un grupo de maleantes que intentan abusar de ella. La persona que la salva del incidente vuelve a encontrarla una tarde mientras ella sale de la escuela. Al novio de la chica no le agrada que tenga amistad con esta persona y un día la enfrenta. Ella comienza a darse cuenta de que no está enamorada de su novio y a la vez descubre su atracción por esta persona.

En la sinopsis claramente se nos presenta el inicio de una narración cuya trama es, al parecer, un triángulo amoroso. Los sucesos están abordados a grandes rasgos, por ello no se puede tener más información sobre lo ocurrido en el momento en que la chica corre peligro, cómo es rescatada, cuántos sujetos la abordan, etc. Para no olvidar estos detalles, nos sirve la escaleta.

Escaleta:

  1. Lana corre desesperada mientras es perseguida por tres tipos con la evidente intención de abusar de ella.

  2. La acorralan en un callejón y se resiste, la golpean hasta dejarla inconsciente.

  3. Al despertar, se encuentra en brazos de un motociclista, quien le pregunta si está bien y luego se quita el casco para dejar al descubierto una larga cabellera rubia. Antes de volver a desmayarse, Lana se da cuenta de que su héroe es una joven mujer.

  4. Lana despierta en el hospital, tiene el brazo derecho en un cabestrillo y la cara adolorida. Su padre y su novio están con ella. Luego de ser atendida se dirige a su casa junto a su padre, su novio está molesto y se marcha en su propio auto a su domicilio.

  5. Al día siguiente Lana va con su padre a dejar una constancia a la policía y luego regresan a casa, ella aún no puede volver al colegio debido a que todavía está herida.

  6. Días después, al salir del colegio, Lana se encuentra con la mujer rubia que la rescatara esa noche, conversan y la lleva en motocicleta a su casa.

  7. Tras conocer a la rubia, Lana deja de sentirse atraída por su novio y él empieza a notarlo.

  8. Una mañana, Lana decide dejar a su novio, conversa con él en el auto de este y le comenta su decisión. Se baja del auto y él lo hace también, reteniéndola. Lana se molesta y comienza a asustarse por la agresividad de su exnovio.

  9. Aparece la rubia con su motocicleta, quien al pasar por ahí reconoce a Lana. Sin dudarlo enfrenta al molesto exnovio.

  10. La rubia reduce al exnovio y se lleva con ella a Lana en su motocicleta. Lana está extrañamente feliz.

¿Notaste cómo, sin agregar un matiz literario, es posible enumerar los hechos? De este modo se podría decir que ya tenemos un primer capítulo, o primera parte. ¿Ves que no es tan complejo? Si durante la narración olvidas algún detalle o te equivocas de nombre, lugar, día, etc., podrás corregirlo con facilidad echando un vistazo a tu escaleta.

Y ahora, ¿qué esperas para empezar a escribir la escaleta de tu siguiente manuscrito?


Este artículo fue escrito por:

Claudia Cuevas Moya

Editora de Aguja Literaria



Ver otros artículos sobre "Tips para Escritores"

#Escribir #Publicaciones #Narrativa