DUELE



La vida duele a veces…

Pesa, como una roca que cae abrupta en el centro del pecho,

doblando la espalda,

abrazando los hombros del alma agobiada.

Choque frontal de realidad

golpea mi estómago, partiéndome en dos.

Se congela el tiempo, se detiene el alma,

necesita espacio para recobrar el aliento.

Se rompe en pedazos mi frágil equilibrio,

camino sobre ellos con miedo de caer.

Respiro y duele en la habitación del alma,

las lágrimas temerosas se esconden en los ojos.

Duele el amor que se extingue

como la llama de una lámpara de alcohol:

se consume, seca y escapa, buscando otros fuegos,

o se viste de costumbre.

Duele despertar bruscamente de un sueño,

como la muerte misma duele,

aunque sea inevitable.

El mundo también hiere a veces, su maldad,

la crueldad que interrumpe las vidas:

apaga la luz, quebrando los focos.

La rabia pinta carteles que piden justicia,

el odio revienta en las ventanas.

Me pesa el mundo y la vida a veces;

respiro, sigo adelante.

Quizá al cerrar los ojos encuentre el coraje,

otro día puede despertarme.

Escrito por:

Rocío Bravo Castro

#Emociones #Tristeza #Vida #RocíoBravoCastro


52 vistas