Guía para ejercitar tu escritura II


¿Tienes dificultad para diversificar tu estilo de escritura? Continuamos con la guía para ejercitar tu escritura que comenzamos la semana pasada:

Define un tiempo de escritura

La rutina de escritura depende de crear un espacio que sea solo para dedicarle a esta actividad; al principio puede resultar complicado, así que utiliza un temporizador o aplicaciones Focus To-Do para cumplir tu meta.

Ejercicio:

Selecciona un objeto o situación para escribir, como un viaje, un recuerdo o algo tan sencillo como una taza. Programa tu tiempo de escritura a 15 o 20 minutos y, durante ese intervalo, dedícate a escribir todo lo que venga a tu mente sobre el tema.

El objetivo es que, con la práctica, aumentes de forma paulatina los rangos de tiempo para escribir.

Describe a personas conocidas

Imaginar a un personaje desde cero puede ser complicado para autores inexpertos; como ejercicio, comienza con descripciones de personas que conoces, incluso sin mencionar sus nombres. Piensa en alguna anécdota sobre ellos que te ayude a entender cómo piensan y qué los motiva, cuáles son sus intereses y de qué forma han llevado su vida.

Si gustas, utiliza como guía nuestro texto para escribir fichas de personajes.

Convierte lo absurdo en creíble

Este ejercicio sirve para salir de tu zona de confort y experimentar. Elabora tres columnas: una con nombres, otra con lugares y una tercera con situaciones o eventos. Pregunta lugares y eventos a otras personas para incluir elementos heterogéneos, desde una ciudad hasta otro planeta, pasando por normales visitas al odontólogo y la caída del Imperio romano, por mencionar algunos.

Con las tres columnas listas, mezcla al azar un nombre, un lugar y una situación; luego escribe un relato, de la extensión que prefieras, intentando que resulte verosímil. Deja volar tu imaginación para lograrlo.

Escribe a partir de una palabra

Elije una cualidad o adjetivo (amistoso, perseverante, tacaño, bueno, triste, etc.) y escribe un texto a partir de él. Puede ser parte de la personalidad de un personaje, una acción que englobe ese adjetivo, una reflexión sobre el sentimiento que describe, entre otros.

Toma una noticia

Cada día ocurren cosas que sirven para una historia o una crónica, ¿por qué no utilizarlas? Escoge alguna noticia que llame tu atención y escribe una historia a partir de ella. Puedes modificar el desenlace de lo ocurrido en la vida real, imaginar qué pensaban sus protagonistas y qué los motivó a actuar, describir dónde se llevaron a cabo los hechos, etc.

El objetivo es que reflexiones sobre la noticia y la percibas como algo más que la descripción de un qué, quién, cuándo, cómo y dónde. Imagina con detalle las escenas descritas y plasma eso en el papel.

Estas técnicas te ayudarán a experimentar con distintos modos de escritura, convirtiendo su ejercicio en un hábito.

Este texto fue escrito por:

Zorayda Coello Freitas

Editora de Aguja Literaria



Ver otros artículos sobre "Tips para Escritores"

#Escribir #Narrativa #Poesía #Publicaciones