MIS VERSOS


¡Cómo me hacen sufrir! ¡Cómo me hacen llorar!

¡Cómo me hacen reír! ¡Cómo me hacen gozar!

Así de simple, son mi hobby, mi todo.

Escribo a la vida, a esos amores que quita y da.

Mis versos pecan de sencillos,

carecen de la sintaxis que ordena la razón.

Son ingenuos, simples, fatuos,

pero escribo lo que dicta el corazón.

Yo solo entiendo del amor más puro,

ese que une a dos seres sin buscar razones.

Carezco de reglas ortográficas

hago versos sin muchas condiciones.

Pero ¿saben? Llegan al alma desolada,

al que amó con ternura, al que amó con pasión,

a quien la soledad dejó su huella,

esa que provocó la herida y quedó… quedó en desazón.

Escribo al tiempo que pasa tan aprisa y nos apremia,

escribo en este bregar constante de luchar

que no permite conjugar el verbo amar.

Escribo al amor pasado, al amor presente

que dejó huella, al amor marcado en otra dimensión.

Escribo al presente, escribo al mañana,

escribo al amigo, al vecino, al enemigo,

al paisaje, al cielo y al azul de los canales.

Escribo a la noche estrellada y a la luna llena,

al invierno frío, al verano caluroso en todos los instantes,

al otoño sin hojas y a esa primavera primorosa.

Escribo a la vida, escribo al amor,

al niño que nace, al niño que muere,

al que trabaja y riega la flor.

Jamás a la Muerte, pues ella trae

momentos de angustia y mucho dolor,

marca una herida en el ser amado

que se lleva mi tiempo, del tiempo mío

dejando dolor y vacío en este corazón.

Escrito por:

Mario Villagran

#Escritur #Poesía #Poeta #Reflexiones

41 vistas