NO IMPORTA


Sé cuánto me amas,

me bastó,

no sé si fue así para el resto.

Tu buque zarpó

han pasado miles de tormentas

aún sigues hacia el horizonte

nada lo detiene.

Pronto nos encontraremos

estarás más viejo

seré el que recuerdas,

Tu hermano.

“Dios está con nosotros”, recuérdalo.

Eso significa mi nombre.

“Dios ha dado amor”, es lo que significan los tuyos.

Mucho amor has entregado

y aún te queda por demostrar,

sé fiel a quien eres, Jonathan.

Mira que siempre estaré en el horizonte,

esperándote,

deseando abrazarte,

me cuentes

qué pasó con mis series de acción favoritas.

Me despido por ahora.

Siempre viviré en tu recuerdo,

soy parte de tu cerebro.

Estoy impreso en sus huesos,

te extraño,

Hermano.


Escrito por:

Jonathan Pastén

Del poemario Efímera vida (2018)

Publicado por Aguja Literaria

#Soledad #Emociones #Familia #Muerte

25 vistas