top of page

Entérate de concursos, publicaciones en el Blog y más.

Haz click aquí para enviarnos tu texto:

¿A QUÉ DIOS TE AGREGAS QUE DE MÍ TE ALEJAS?




Tu voz fue mi oración.

Tu beso mi Rosario.

Tu sonrisa fue mi ayuno.

Tu sexo mi libro sagrado.


Tu infidelidad apostasía.

Tu boca un cáliz amargo.

Tu amante un falso profeta.

Tu "mesías", infierno de vida.


¿A qué Dios te agregas

que de mí te alejas?


Etapa de negación

cual Tomás Dídimo.

Etapa de conversión

cual María Magdala.


Salomé, hija mía,

por ti he sido crucificado.

Salomé, querida,

con tu lanza perdí mi vida.


¿A qué Dios te agregas

que de mí te alejas?


Solo queda llorar,

mi cuerpo enjugar.

Y con tu cabellera

hazme embalsamar.


Así tu corazón

será mi sepulcro.

Y en tu memoria,

antes de que fallezcas,


por fin... te he de perdonar.


Escrito por:

Francisco-Valenzuela

Entradas destacadas
Entradas recientes
bottom of page