top of page

Entérate de concursos, publicaciones en el Blog y más.

Haz click aquí para enviarnos tu texto:

AUTO-SALVACIÓN CONVENCIONAL





En días azul marino

de profundidad desconocida

cuando el límite del espacio vital de mi cuerpo

parece retroceder de pequeño a insignificante

lanzo cuerdas frágiles al abismo de mi pecho.

Me aferro a ellas.

Asciendo en vértigo a la superficie,

un paisaje familiar me espera

afable, dispuesto al abrigo.

Ha sido un nuevo y convencional retorno

de mi propia mano, mis propias cuerdas.

El sastre siempre alerta de mi pecho

guarda y custodia con enfático cuidado

las frágiles, mas valientes cuerdas.

Conoce su menesteroso servicio.

Se guardan las cuerdas de auxilio.

Hago catarsis y me fortalezco.

De vuelta al juego,

vorágine del siglo.


Escrito por:

Séfora Alexandra

Comments


Entradas destacadas
Entradas recientes