ESCRIBO

Actualizado: 9 de dic de 2019


De mi alma emanan versos. Palabras y reflexiones que son el fruto de mi paso por este mundo, de mi camino por esta vida en donde he plasmado mis tristezas y alegrías, los momentos dulces y agraces de mis experiencias; he experimentado los triunfos y fracasos en todas las aristas de mi existencia, especialmente en lo que concierne a los conflictos del corazón. Retrato lo que ven mis ojos, escuchan mis oídos y lo que mi espíritu siente en su enfrentamiento diario con el mundo; llevo en mis palabras el aliento de la vida, el regocijo en algunas ocasiones, y en otras el pesar de algunos pocos o de multitudes enteras; alzo mi voz en protesta ante las injusticias, pero también celebro de gran forma los aciertos de los seres que están a mi alrededor; sé permanecer en silencio cuando entiendo que mis palabras no emiten un mensaje claro y valorable que pueda ser un aporte para mi entorno, pero siempre que sea necesario escribiré, mis palabras serán llevadas a través del viento para entregar mi mensaje a quien le pueda ser necesario o a quien lo quiera escuchar. El arte de la expresión a través del lenguaje es un gran tesoro que debemos conservar y difundir, es un germen que se debe propagar por todo el mundo, muy especialmente a las nuevas generaciones.


El libro forma parte de nuestra identidad, nuestra historia y nuestra cultura, en él podemos encontrar un amigo y también un refugio; escribir puede significar un método de expresión que nos da la oportunidad de manifestar nuestras penas y nuestros fracasos, así como también nuestras alegrías y triunfos; a través de la lectura viajamos a lugares inimaginados, contemplamos paisajes de belleza exótica que nos cautiva, nuestra imaginación se libera y puede volar surcando los mares y las montañas para conquistar imperios o experimentar diversidad de emociones y sentimientos jamás pensados.


“Un diamante perfecto, un tesoro oculto en lo más profundo del mar”, eso es el arte de escribir y de comunicar, por eso se debe tener en cuenta que mientras haya alguien dispuesto a sumergirse en el mundo literario, existirá alguien dispuesto a escribir.


“El lector hace al escritor”.



Escrito por:

Anita-Cabrera-Faúndez



#Reflexión #Escribir