SOL

Actualizado: 24 de dic de 2019


Mi alma que insiste

en el trapecio de tus ojos

y en su vértigo esencial.

Esta bandada que habita mi pecho

y busca romperme la garganta

para dibujar tu nombre ya sagrado.

La cuidad que se quema en ti

y me pide trasnocharla

para salvarme de este sol colosal

y sus verdades,

de su tiempo que arde

y ata las almas a los cuerpos.

Adormece los perros en las plazas,

reseca tus labios, tantas veces recorridos,

esculpe las sombras de estas palabras

ya cantadas bajo otros soles

que se evaporan

antes de poder ser leídas

por tu piel y mi piel.

Esta hoja suelta, sin armonía,

en blanco y descalza

dormirá en un bolsillo

en la espera tierna

de la primera lluvia de abril.

Escrito por:

Francisco-Briones



#Sol #Alma #Nombre #Sagrado

6 vistas