¿Debo incluir un prólogo en mi libro?

Actualizado: 28 de feb de 2019


¿Acabas de terminar tu novela, libro de cuentos o poemario y estás considerando añadir un prólogo? ¿No sabes cómo escribirlo o si será relevante para tu obra? ¡Aquí te contamos sobre la importancia del prólogo!


¿Qué es?

El prólogo es un texto, por lo general breve, que se incluye al principio de la obra. En la mayoría de los casos lo escribe alguien que no es el autor del libro, ya sea un amigo, el editor, otro escritor o un estudioso de la obra. Existen algunos escritos por el autor, pero no es lo común.


Son varios los objetivos del prólogo, entre ellos presentar al autor y hablar sobre su trayectoria literaria, pero también existen otros que decantan hacia el análisis de la obra o incluso se encargan de contextualizarla en un momento histórico, político y social determinado.


Además, debe estimular la lectura, por lo que una de sus tareas es generar interés en el lector. También existe un tipo de prólogo que constituye una crítica positiva sobre la obra, ofreciendo elementos claves para su interpretación.


A pesar de esto, no todos los libros requieren un prólogo ni es obligatorio incluirlo, a continuación te contamos por qué.


¿Cuándo es necesario?

El prólogo puede servir para que un escritor reconocido presente a un autor novel, pues de esta manera “avala” y “recomienda” la lectura de la obra.


Con respecto a la contextualización, muchas ediciones modernas de libros clásicos incluyen un prólogo a fin de dar una idea al lector sobre las circunstancias en que la obra fue escrita y la repercusión que tuvo en un momento histórico determinado.


Sin embargo, a la hora de pensar en tu obra, debes preguntarte: “¿Por qué necesito un prólogo?”. Al tratarse de un texto actual, no debería requerir contextualización, pues esto debe estar dado en la propia obra.


Ahora bien, el prólogo puede volverse imprescindible cuando el libro fue escrito en circunstancias peculiares debido a una intención del autor. Por ejemplo, imagina que escribes una serie de cuentos o crónicas y tu intención desde el principio es visitar lugares desconocidos o acudir a eventos por primera vez para escribir sobre ellos. Quizás te parezca necesario incluir una explicación sobre esto, así que puedes conversar con la persona que hará el prólogo para explicarle tus motivaciones y que, a raíz de esto y la lectura del libro, pueda redactar esa presentación que tanto deseas.


En definitiva, el prólogo debe añadirse cuando haya algo referente a la escritura de la obra o al autor en sí que merezca ser reseñado aparte.


¿Qué añadir?

Esto dependerá del tipo de prólogo. Si se trata de una presentación del escritor y su obra, no deben faltar detalles sobre su formación y sus incursiones en el terrero de la literatura, pero teniendo cuidado de que el estilo se distancie del que aparece en la reseña de la contratapa.


El prólogo también puede convertirse en un análisis personal y hasta ensayístico de la obra, donde se hable del tipo de escritura que el prologuista encontró o los valores y las posturas del escritor que fue capaz de detectar.


Cuando se trata de un análisis más formal sobre el contexto de aparición de la obra, son muy importantes algunos detalles exactos, como fechas, investigaciones relevantes en torno al tema, entre otros.


¿Qué evitar?

Lo primero es que, bajo ninguna circunstancia, pueda develar detalles cruciales de la obra, como el final de la novela. Cuando esto ocurre, el lector puede sentirse decepcionado y hasta frustrado.


Lo segundo es tener en cuenta la extensión del texto. Es común encontrarse con prólogos que tienen la mitad del número de páginas que la obra total o las tres cuartas partes. En la mayoría de los casos, un prólogo muy extenso será ignorado por el lector, en particular por dos razones: a) la cantidad de páginas desmotiva a su lectura; b) existe la sospecha (muchas veces cierta) de que se revelen fragmentos cruciales de la trama antes de tiempo.


Ahora que sabes todo esto, podrás determinar si tu libro necesita o no un prólogo.


Este artículo fue escrito por:

Zorayda Coello Freitas

Editora de Aguja Literaria

Fuente imagen:

https://blog.vivelibro.com/2015/10/como-escribir-buen-prologo.html

Ver otros artículos sobre "Tips para Escritores"

#Prólogo #Escribir