¿Cómo escribir una crónica?


La crónica es un género literario difícil de definir, pues contiene elementos de otros géneros, como el reporte periodístico, la narrativa de ficción, el testimonio, entre otros. En esta amalgama de elementos de distintas estructuras subyace el interés que despierta.

¿Cómo definir la crónica?

Se trata de un género híbrido del cual se tienen registros desde la Edad Media y la conquista de América, momento en que surgieron las famosas Crónicas de Indias. En ese momento de la historia, las crónicas debían servir para llevar noticias sobre cómo era América, aunque una lectura actual revela que los autores pusieron mucho de su imaginación, ya que más de un relato describe situaciones inverosímiles.

A pesar de eso, ahí subyace el germen original de la crónica, pues desde sus inicios ha pretendido narrar sucesos reales, pero cargados por la visión del autor, es decir, la ficción se mezcla con los hechos. Aunque sea informativa o busque llamar la atención sobre una realidad, siempre viene acompañada por la visión de quien ha sido testigo del hecho o ha recogido los testimonios de otras personas. El cuándo, el cómo y el por qué se encuentran ligados a la ficcionalización con que se construye el texto.

Características de la crónica

Juan Villoro ha llamado a la crónica el “ornitorrinco de la prosa”, debido a los elementos de otros géneros que contiene. Es posible enumerar las siguientes características:

  • Se trata de una narración de hechos, el trasfondo es un suceso real.

  • Puede incluir personajes que interactúan con el narrador.

  • Por lo general, el narrador es protagonista y se trata del propio autor.

  • Es un texto breve, se enfoca en describir y narrar solo un hecho concreto.

  • En algunos casos incluye diálogos.

  • Incluye metáforas y otros recursos estilísticos.

  • Puede basarse en una experiencia que vivió el autor, información recopilada en medios (como una crónica sobre una noticia), testimonios recogidos de testigos y protagonistas del suceso, entre otros.

  • Contiene argumentos y opiniones del autor.

  • No pretende ofrecer una “verdad” ni presentar al lector una versión imparcial sobre el suceso.

  • Está impregnada de una visión personal.

  • La creatividad es indispensable para separarse del hecho periodístico lo suficiente como para dar espacio a la reflexión personal, la remembranza y la subjetividad, pero sin desviarse de la narración del suceso.

Consejos para escribir una crónica

Luego de conocer los elementos que contiene o las características propias de este género, se puede comenzar su escritura con estos consejos:

  • Leer crónicas, esta es la mejor manera de apreciar la forma en que diferentes autores juegan con las posibilidades que ofrece el género.

  • Evocar un suceso personal o noticia sobre la cual interese escribir.

  • Ubicado el tema, reflexionar sobre lo que se quiere contar, quizá es la anécdota de una experiencia personal conectada con algún problema social.

  • Añadir personas y elementos ficcionales, pero sin abusar de ellos, pues no es un cuento.

  • Hacer una lista de preguntas en torno al hecho que constituye el eje del tema (¿de qué trata?, ¿por qué ocurrió?, ¿a quién afecta?, ¿recuerda otras experiencias?); a partir de ahí, dejar que vuele la imaginación.

  • No perder de vista el tema, aunque se evoquen situaciones pasadas.

¡Escribe y reescribe! Es la única forma de obtener una buena crónica.

Este artículo fue escrito por:

Zorayda Coello

Editora de Aguja Literaria


Ver otros artículos sobre "Tips para Escritores"

#Escribir #GénerosLiterarios #Crónica