Breve Manual sobre los Mundos Literarios

Actualizado: 13 de mar de 2019


¿Te ha pasado alguna vez que, al empezar tu novela, te das cuenta de que los escenarios que describes rompen con la lógica?, ¿que tus personajes tienen habilidades que las personas comunes no?, ¿incluso que el relato que deseas contar no ocurre en este mundo? Debes echar un vistazo entonces a los mundos literarios. Estos corresponden a espacios ficticios en los que se desarrolla una historia. Cada escritor puede elegir uno de estos para dar vida a su manuscrito. Aquí van algunos, los más comunes:


1. Mundo Realista/Cotidiano


Se apega fielmente a la realidad que conocemos. Los personajes y sus acciones se llevan a cabo en lugares existentes y de los que el lector tiene un conocimiento previo, como un continente, país o ciudad.


Por ejemplo, en Martín Rivas de Alberto Blest Gana, se recrea el Chile de los años 50 de manera fiel a la realidad de aquella época.


2. Mundo Fantástico


Es curioso, pero aunque este tipo de mundo es muy interesante, pocos escritores modernos se atreven a utilizarlo. Está ligado a lo desconocido y, en ocasiones, a terror y misterio. En el mundo fantástico la realidad se ve alterada por un fenómeno desconocido al que no se le da ninguna explicación.


Un buen ejemplo de este mundo es el cuento Continuidad de los parques de Julio Cortázar. En esta obra se habla de un hombre que lee una novela y de pronto, como por arte de magia, parece estar dentro de esta. Curioso, ¿no?


3. Mundo de la Ciencia Ficción


Es aquel en el que la realidad se alterna con lo que pudo ser o lo que será. Una ciencia que estudia lo que no existe o que no se sabe con certeza que pueda existir. En este mundo te encontrarás con dinosaurios, extraterrestres, inteligencia artificial, destrucción del mundo, paisajes futuristas con avanzada tecnología, etc.


Como ejemplo de este mundo tenemos Crónicas Marcianas de Ray Bradbury, en las que se narran historias que suceden en otros planetas.


4. Mundo onírico


Si eres escritor, de seguro lo has usado alguna vez, quizás sin darte cuenta. En este mundo los lectores pueden entrar en los sueños o el subconsciente de los personajes. Muchas veces es difícil entender cuándo se está dentro del sueño y cuándo no. Es muy misterioso y atractivo.


Esto lo podemos ver en La última niebla de María Luisa Bombal. En este cuento nunca se establece si la protagonista sueña todo lo que vive o vive todo lo que sueña. El misterio queda en manos de la interpretación del lector.


¡Importante!


Es de vital importancia que cuando comiences a darle forma a tu historia y tomes elementos de alguno de los mundos mencionados, NO cometas el error de abusar de ellos. Recuerda que tu texto atrapará a tus lectores en la medida en que se sientan parte de lo que están leyendo y lleguen a un acuerdo de credibilidad con lo que se les está contando.


No puedes, por ejemplo, decir algo como:


En el año 2020, Chile entraba en una crisis por el agua y una guerra contra los estados Unidos. Para su suerte, los habitantes de Marte, planeta que pronto colonizarían, los iban a ayudar en esta afrenta. Los Chilenos habían desarrollado una tecnología tan poderosa que ahora eran capaces de hacerse invisibles y usar la telepatía, por ello era muy probable que ganaran la guerra…


¿Te parece creíble este ejemplo? ¿En dos años la humanidad podría alcanzar lo que no ha logrado en décadas…?


Para que no caigas en el error de exagerar las características de cada mundo, debes conocerlos, investigar sobre lo que vas a escribir y preguntarte si tus lectores creerán lo que les vas a contar.


Y entonces, ¿en qué mundo literario se verá alojado tu próximo escrito?

Este artículo fue escrito por:

Claudia Cuevas Moya

Coordinadora de Edición de Aguja Literaria

Ver otros artículos sobre "Tips para Escritores"

#Escribir #MundosLiterarios