Movimientos literarios: realismo

Actualizado: 30 de oct de 2019


A lo largo de la historia, la literatura ha evolucionado en lo que se refiere a la manera de tratar las diferentes temáticas, la estructura de las obras y los métodos utilizados para elaborarlas, entre otras características. Esta evolución ha traído como resultado la aparición de diferentes movimientos literarios e incluso el desarrollo de nuevos géneros; una de estas corrientes es el realismo.

¿Qué es el realismo?

El realismo es una corriente artística que nació como contraposición a los ideales del romanticismo. Se desarrolló en la literatura y otras expresiones estéticas, como la pintura.

Como movimiento literario, nació en Europa a mediados del siglo XIX. Se inició en Francia, pero luego se extendió a Italia, Alemania, Portugal, Inglaterra y España.

Contexto del realismo

Mientras la corriente romántica centró su desarrollo en la emocionalidad y en expresar la conexión del artista con lo que existía a su alrededor, exaltando el culto al yo, la creatividad y la subjetividad, el realismo pretendió reflejar el mundo tal cual era a través de una mímesis perfecta entre la obra y la realidad que la inspiraba.

El auge del realismo acompañó la aparición de la burguesía y el desarrollo de las clases obreras, por lo que retratar la vida de estos nuevos estratos sociales se convirtió en prioritario. La corriente literaria se desarrolló junto a nuevas filosofías de pensamiento, como el positivismo, y las teorías evolutivas de Charles Darwin.

Características del realismo

Los escritores realistas decantaron hacia la escritura de novelas, ya que las características de ese movimiento ameritaban textos más extensos. Estos son sus principales rasgos:

  • Representar la vida real bajo la premisa de que ningún acontecimiento es demasiado insignificante.

  • Desarrollar la historia en la época en que vive el autor.

  • Narración detallista, abundan descripciones de personajes y escenarios.

  • Prevalece el narrador omnisciente, el tono imita un relato de hechos que fueron presenciados.

  • Pretende reflejar el habla de sus personajes de acuerdo con el estrato social al que pertenecen.

  • Prevalece el uso de un lenguaje natural, libre de figuras literarias que se consideren rebuscadas o poco claras.

  • La historia pretende llevar a una conclusión moralizante o educativa.

  • Evita la idealización de personajes, situaciones y lugares.

  • Se une la ficción (construcción de personajes) con hechos reales (contexto de la historia).

¿Cómo escribir siguiendo el modelo realista?

Para aplicar la filosofía de los realistas en un texto contemporáneo, antes es necesario acercarse a las obras de sus máximos exponentes. Es posible mencionar a Gustave Flaubert (Madame Bovary y La educación sentimental), Honoré de Balzac (La comedia humana) y Benito Pérez Galdós (Fortunata y Jacinta), entre otros.

Escribir sobre temas conocidos permitirá desarrollar una historia realista. Es necesario concentrarse en el contexto actual, tener a mano libreta y lápiz para anotar aquello que llame la atención y explayarse en descripciones sobre lo que se ve; estos pasos constituyen un buen ejercicio. Es evidente que, por más descriptivo que sea el texto, todo relato implica un ejercicio de ficción, pues cada autor decide qué contar y cómo hacerlo, lo cual le imprime un sello personal a la obra. Sin embargo, la riqueza descriptiva, el impulso de escribir sin censurar los temas, la naturalidad del lenguaje y la utilización de un contexto histórico conocido, imprimen un carácter realista a las obras.


Este artículo fue escrito por:

Zorayda Coello

Editora de Aguja Literaria


Ver otros artículos sobre "Tips para Escritores"

#Escribir #MovimientosLiterarios #Narrativa #Poesía