¿Qué es la novela policial o enigma?



En un artículo anterior, hablamos sobre el origen del género policial y señalamos la división más común que existe en la novela: enigma, negra y suspense. A continuación, te contamos las características de la novela policial.

Características de la novela policial (enigma)

Tzvetan Todorov, en “Tipología de la novela policial”, señala que la novela de enigma gira en torno a dos historias: la del crimen y la narración de la investigación que desata. Esta investigación es liderada por un héroe investigador, ya sea un policía, detective, criminalista, abogado, etc.

La historia del crimen tiene lugar antes de que empiece la novela, así que el lector asiste a ella a medida que descubre junto al detective las pistas que llevan a su resolución. Este crimen solo es conocido a través de deducciones, interrogatorios y teorías que permiten armar el caso, no hay una narración directa de cómo se cometió.

En cambio, la segunda historia (el libro en sí mismo), sigue los pasos de un detective inmune, cuyo trabajo es analizar cada una de las pistas con detenimiento y valerse de su intelecto para llegar a una conclusión. Una vez resuelto el crimen, queda en evidencia la superioridad intelectual del investigador. El atractivo de estas novelas se encuentra precisamente en el desafío intelectual, pues el lector sigue la historia intentando descifrar las pistas, lo cual provoca un “enfrentamiento” entre narrador-lector, sumado al de detective-culpable.

De esta forma, el detective se encarga de restituir el orden al aplicar el método científico a la investigación. No hay espacio para dudas en la conclusión, tampoco para elementos fantásticos. De igual forma, son libros que muestran una violencia velada y esta nunca forma parte de la trama principal; se menciona solo al reconstruir los hechos mediante el análisis de las pistas, el lector no asiste a la acción misma del crimen.

Además, en este género las historias amorosas no tienen lugar, pues distraerían al lector del misterio principal. Por lo general, se utiliza un narrador testigo, constituido por un conocido o amigo del detective que presencia el proceso de la investigación.

Ahora que conoces estas características, es momento de escribir tu historia policial.


Este artículo fue escrito por:

Zorayda Coello Freitas

Editora de Aguja Literaria



Ver otros artículos sobre "Tips para Escritores"

#GénerosLiterarios #Narrativa #GéneroPolicial