EL NIÑO DEL CENTENO


Yo sería el guardián entre el centeno.

Holden Caulfield

Jugando en el centeno

está feliz mi niño lindo;

no tiene pasado ni presente,

sino un futuro siempre verde.

Niño, padre del hombre,

luz de un día perenne.

Niño, de la Creación rubor,

de la humanidad limbo.

Abre tus alas, ponte a volar,

líbrame de la larva

y del fuego abismal.

Dame tu mano

sabrás que la edad

no es una brecha para la amistad.

Compañero de juegos,

cómplice de la independencia,

Rubén y Benjamín… en la vida nómada.

Y recuerda, mi niño: otros te ayudarán

como lo hiciste tú conmigo.

Escrito por:

Francisco-Valenzuela


#Reflexiones #Emociones #Infancia #Amistad

Haz click aquí para enviarnos tu texto:

Entradas destacadas
Entradas recientes