UNA MIRADA ATRÁS


Acaso baste una lágrima para lucir

el velo blanco

de la tristeza que llevo a cuestas.

Un río soberbio en la selva

no reemplaza

la tibieza que emana del recuerdo

de tu mirada clara

tus aguas dulces.

La lluvia, entonces,

me parece cálida cuando abraza mi rostro,

sacia

la sed de mis labios resecos por la pena.

Escrito por:

Alfredo-Gaete-Briseño


#Recuerdos #Emociones #Tristeza #Lluvia

Haz click aquí para enviarnos tu texto:

Entradas destacadas
Entradas recientes