VÉRTIGO


A veces el tiempo se amansa

otras, se encabrita.

Las horas caen

con sabor ferruginoso,

crecen más alto

las hierbas entre ruinas.

Otros cuentan las horas,

invocan a los dioses,

marcan esquivas trascendencias.

Lobos cobardes se esconden en

el canto de la luna

sus oscuros tatuajes los delatan

y en manada se precipitan

al insondable pozo.

Escrito por:

Helena-Herrera-Riquelme

#Tiempo #Naturaleza #Destino #Recuerdos

Haz click aquí para enviarnos tu texto:

Entradas destacadas
Entradas recientes