ESCRITORA


¿Cómo hablar de la escritura sin sentirla palpitando entre mis dedos? Ella, contemplativa y serena, me ayuda y ahuyenta todos mis miedos. Una hoja en blanco, el corazón en la mano y el alma sentada a mi lado, ingredientes necesarios para que las letras hagan su trabajo.

Dolor entre fingidas alegrías, tristezas disfrazadas de payaso, azules con matices de ironía, sombras preciosas que inundan la claridad del día… Gota a gota se exprimen las emociones, sueños derramados en mágicas canciones que marcan la esencia que forma a los escritores.

Amor enredado en mil frustraciones, suspiros prendidos en jirones floridos, deseos reprimidos y pasiones perdidas, sensaciones no dichas que se van con la vida. Por eso existe la palabra precisa, silenciosa y respetuosa, como la mejor de las amigas.

Hojas calladas susurran y gritan, son fieles testigos de noches infinitas, su blanca textura se ha cubierto de tinta. Matices de colores, cual bellos girasoles, elevan a Dios sus más cándidos clamores.

Poeta seré hasta el fin de mis tiempos, llevo clavada la estirpe de otros inviernos, siglos pasados de mujeres que escribieron para llenar este mundo con nuevas fragancias e inquietos deberes.

Soy fruto delicioso del árbol majestuoso llamado sentimiento, fui plantada en un jardín repleto de rosas y presentimientos. Allí he sido forjada cual metal a fuego lento, convirtiéndome en la espada que rasga el firmamento, llenando de notas nuevas y dejando a los astros contentos.

Escritora por herencia de mis genes ancestrales, soñadora y romántica… esto es parte de mis materiales. Orgullosa, silenciosa, sensual y seductora, cómplice en noches de luna llena, soy todo lo que ven en esta tierra y aquello que se oculta en noches sin estrellas. No puedo decir mi nombre, pues camino entre secretos, vengo de las profundidades y vivo tan solo de frágiles momentos.

Escrito por:

Silvia-Baeza-Morales

#Escritura #Libros #Literatura #SilviaBaezaMorales


Haz click aquí para enviarnos tu texto:

Entradas destacadas
Entradas recientes