top of page

Entérate de concursos, publicaciones en el Blog y más.

Haz click aquí para enviarnos tu texto:

RESILIENCIA




¿Crees y piensas que tu vida,

si se quiebra y rompe cual tazón,

reculará, no tendrá marcha atrás?

Pues te equivocas. Llorar es bueno.


Tras la guerra o la violación

eres fuerte y valiente,

hermosa e inteligente:

toda una sobreviviente.


Como kintsugi[i],

tus cicatrices, tu orgullo.

Como matrioshka[ii],

tu interior, el comienzo del fin.


Porque, ¿qué belleza más sublime

son tus grietas y hendiduras?

No como el rencor que supura,

sino el perdón cual serendipia.


Esa beldad tiene nombre.

Resiliencia es su nombre.

Sobran las palabras,

su voz en silencio grita:


Perdona, Repara, Camina:

claroscuro que difumina.

Date otra oportunidad.

No esperes más. El tiempo ...


espera por ti.


[i] Kintsugi: Arte y filosofía japonés que consiste en reparar loza rota con pasta adhesiva dorada o plateada. Metafórica y simbólicamente representa la resiliencia, el perdón y la belleza de las cicatrices con que la vida, anímica y físicamente, nos ha marcado y hace únicos, formando estas, parte de nuestra historia, por lo que no hay que tener vergüenza y miedo en mostrarlas, sino orgullo; a diferencia de la occidental, que desecha cualquier plato o tazón hecho pedazos, el kintsugi es silencioso y manifiesto: a veces los defectos son las más grandes virtudes. En cada grieta, que pasa de ser un trazo de oscuridad, es donde entra y es más bella la luz. En pocas palabras: la resiliencia hecha mensaje. [ii] Matrioshka: Muñeca rusa hecha de madera y pintada a mano, se caracteriza porque su interior es hueco, albergando una muñequita, diferente a la anterior, y esta a su vez otra, y así sucesivamente hasta hacerse más pequeña. Sus decorados representan escenas, vestuarios y costumbres propios de la mujer, la ruralidad y tradición del país. Metafórica y simbólicamente representa abrir el corazón, no temer revelar nuestras emociones y sentimientos. Igual deshacer el ego: la primera muñeca es el ego de mucho peso que hay que desmontar capa por capa, soltando nuestra ignorancia, miedo, traumas, prejuicios, resistencia y necesidad, quitándoles la importancia que tenían, hasta llegar a la última, lo más profundo del inconsciente, lo que somos realmente. También se refiere a una vida alegre, próspera y fecunda, presente y futura. En pocas palabras: el canal de la resiliencia.


Escrito por:

Francisco-Valenzuela

Tags:

Comments


Entradas destacadas
Entradas recientes
bottom of page