Principales tópicos literarios I


En el artículo anterior hablamos sobre qué son los tópicos literarios y su origen. También te adelanté los tópicos más conocidos. Hoy veremos a qué se refieren algunos:

1. Beatus Ille (feliz aquel)

Se refiere a las personas que optan por una vida alejada de los placeres mundanos para poder encontrarse con ellas mismas. Es decir, alude a aquellos que han preferido el camino espiritual por sobre el terrenal.

Ejemplo:

Qué descansada vida

la del que huye del mundanal ruido

y sigue la escondida senda por donde han ido

los pocos sabios que en el mundo han sido.

(La escondida senda, Fray Luis de León)

2. Ciervo herido

Se entiende en el contexto de un ciervo que acude a beber agua. Esta situación corresponde a una alegoría religiosa en la que el ciervo suele identificarse con la imagen de Cristo o con aquel incansable buscador de una “fuente” espiritual.

Ejemplo:

Si ves el ciervo herido

que baja por el monte acelerado

buscando dolorido

alivio al mal en un arroyo helado

y sediento al cristal se precipita

no en el alivio, en el dolor me imita.

(Sentimientos de ausente, Sor Juana Inés de la Cruz)

3. Amor post mortem (Amor más allá de la muerte)

Este tópico es muy sencillo, alude al amor eterno, a la posteridad, a la infinita existencia del alma y a la preservación del amor después de la muerte.

Ejemplo:

Cerrar podrá mis ojos la postrera

sombra que me llevare el blanco día,

y podrá desatar esta alma mía

hora a su afán ansioso lisonjera;

mas no, de esotra parte, en la ribera,

dejará la memoria, en donde ardía:

nadar sabe mi llama el agua fría,

y perder el respeto a ley severa.

Alma a quien todo un dios prisión ha sido,

venas que humor a tanto fuego han dado,

médulas que han gloriosamente ardido:

su cuerpo dejará no su cuidado;

serán ceniza, mas tendrá sentido;

polvo serán, mas polvo enamorado.

(Amor constante, más allá de la muerte, Francisco de Quevedo)

4. Carpe diem (disfruta del momento)

Hay que disfrutar de la juventud y de los placeres que nos ofrece, porque el paso del tiempo nos conduce rápida e inevitablemente a la vejez y la muerte. Cada día debe vivirse como si se tratara del último.

Ejemplo:

En tanto que de rosa y azucena

se muestra la color en vuestro gesto,

y que vuestro mirar ardiente, honesto,

enciende el corazón y lo refrena;

y en tanto que el cabello, que en la vena

del oro se escogió, con vuelo presto,

por el hermoso cuello blanco, enhiesto,

el viento mueve, esparce y desordena;

coged de vuestra alegre primavera

el dulce fruto, antes que el tiempo airado

cubra de nieve la hermosa cumbre.

Marchitará la rosa el viento helado,

todo lo mudará la edad ligera,

por no hacer mudanza en su costumbre.

(Soneto XIII, Garcilaso de la Vega)

5. Collige, virgo, rosas (coge, muchacha, las rosas)

Se relaciona con el tópico anterior. Es una invitación a las jóvenes doncellas a disfrutar de ese momento, simbolizado por la rosa. Pronto la rosa se marchitará y llegará la cruel vejez.

Ejemplo:

Estás ya con quien quieres. Ríete y goza. Ama. Y enciéndete en la noche que ahora empieza, y entre tantos amigos (y conmigo) abre los grandes ojos a la vida con la avidez preciosa de tus años. La noche, larga, ha de acabar al alba, y vendrán escuadrones de espías con la luz, se borrarán los astros, y también el recuerdo, y la alegría acabará en su nada.

(El otoño de las rosas, Francisco Briones)

En un próximo artículo te contaremos sobre el resto de los tópicos mencionados en el artículo de la semana pasada.

Este artículo fue escrito por:

Claudia Cuevas Moya

Editora de Aguja Literaria


Ver otros artículos sobre "Tips para Escritores"

#Escribir #Poesía #ProsaPoética