¿Qué son los paratextos?

El libro es un bien cultural, pues es el contenedor donde los autores plasman sus conocimientos e ideas, literarias o no, para darlas a conocer a un público determinado.

Sabemos que, en caso de ser literario (cuentos, novelas, poesía, guiones), el libro es la obra de alguien que ha trabajado arduamente para producirlo, sin embargo, para que pase de ser un manuscrito a ser un libro como tal, es necesario tener en cuenta que no solo lo que escribe el autor es el libro. Existen otros elementos que lo componen y que, aunque no son parte de la obra en sí, conforman el libro. Son los paratextos.

¿Qué es un paratexto?

Se considera paratexto todo aquello que forma parte del libro, pero no está incluido en la trama. Estos son los más comunes:

Paratextos externos

Son aquellos de carácter físico que conforman las partes del libro: tapa, solapa delantera, lomo, contratapa y solapa posterior. No todos los libros poseen solapas, esto dependerá del estilo de la editorial y de la forma en la que se distribuyan los paratextos internos.

Paratextos internos

Son aquellos que, sin ser directamente parte de la historia, se refieren a ella y al autor. Entre ellos están:

  • Portada: dota de personalidad al libro. A veces es seleccionada por el autor o puede ser diseñada a petición de quienes se encuentren encargados de ella, como los editores y diseñadores. Es el anzuelo para que el lector vaya directo a la reseña.

  • Título: muchos autores prefieren nombrar su obra cuando la han finalizado. Existen algunas combinaciones preestablecidas y fórmulas para crear títulos, como: El amante…, Cazadores de…, La mujer que…, Los secretos de…; entre otros. No obstante, estas fórmulas no funcionan con todos los textos y el autor puede demorar meses en dar con un buen título. El título es fundamental para los efectos de venta de la obra.

  • Nombre o seudónimo del autor: en ocasiones, conviene utilizar un seudónimo, pues le da un aire artístico al autor y un dejo de elegancia, ya que lo mantiene en el misterio de un nombre ficticio. Esto no es imprescindible y muchos autores famosos han publicado con su nombre real. En el caso de utilizar un seudónimo, siempre es recomendable inscribirlo en propiedad intelectual.

  • Páginas iniciales: en ellas se encuentra el registro del libro o ISBN, los derechos de la obra, la fecha de la edición, el sello de la editorial a cargo, el nombre del encargado de las portadas, entre otros datos que serán de interés con el paso de los años.

  • Biografía del autor: en el caso de existir una solapa delantera, se ubica allí; de no estar incluida, se coloca en la tapa posterior del libro. La biografía del autor sitúa al lector en un contexto especial, le da luces sobre el artista tras la obra que va a leer y es, por así decirlo, su primer encuentro, el primer acto de comunicación entre autor y lector. Es importante agregar en la biografía solo datos relevantes que ayuden a empatizar con el lector.

  • Reseña: la reseña es uno de los paratextos más importantes, pues es la puerta de entrada al libro. Se ubica en la tapa posterior y es el primer encuentro entre el lector y la obra, la trama, el corazón del texto. Si el lector siente la necesidad de saber más y se encanta con un par de párrafos presentados en la tapa, con seguridad querrá leer el texto completo.

  • Prólogo: es un texto opcional que se coloca al inicio de la obra. Puede ser escrito por el autor u otra persona, desempeña distintas funciones, como introducción o comentario, dependiendo de lo que se quiera transmitir en el libro.

  • Epílogo: es una aclaración o explicación opcional del estado final de la obra. En ocasiones funciona para dilucidar algunas dudas que pudieron quedar tras un final abierto.

  • Agradecimientos: no todos los libros los requieren, pero es muy noble dar las gracias a todos los involucrados en el proceso de la creación del libro.

  • Dedicatoria: para algunos autores es indispensable, pues evocan a la o las musas que los inspiraron. Pueden ser familiares, amigos, amores, deseos, experiencias de vida, etc. No todos los libros la necesitan.

Estos son los paratextos más utilizados. ¿Cuántos de ellos están incluidos en tu libro?

Este texto fue escrito por:

Claudia Cuevas Moya

Editora de Aguja literaria


Ver otros artículos sobre "Tips para Escritores"

#Escribir #Publicaciones #Paratextos